PRINCIPIO DE RELEVANCIA

Publicado: mayo 6, 2012 en Uncategorized

1. Justificación:

                Nuestra intención inicial consiste en el estudio de un artículo pragmático relacionado con el tema de la relevancia. Su autor es Francisco Yus Ramos, y de todo el artículo focalizaremos nuestro estudio en la investigación de su primera parte. Adjuntamos, al mismo tiempo, dos anuncios argentinos que son analizados detenidamente, y finalmente extraemos una conclusión de los contenidos teoticos abordados.

2. La relevancia en los actos sociales y comunicativos.

                 Acudiendo al Diccionario de la Real Academia Española podemos encontrarnos con la siguiente acepción para el termino relevancia: “Cualidad o condición de relevante, importancia, significación” destacando, entonces, la pertinencia. Del mismo modo entendemos por relevante, todo aquello que es importante o significativo. Cuando Dan Sperber y Deirdre Wilson propusieron centrar toda la atención lingüística en este apartado de la teoría lingüística de Grice, dejaron de lado principios lingüísticos, cooperantes de la comunicación, como la cantidad, la claridad o la cualidad. Ambos dieron, por lo tanto, una elevada transcendencia a que en los transvases informativos todas las manifestaciones poseyesen datos destacables, apropiados y puntuales para el desarrollo comunicativo. Entendemos, entonces, que exaltaban en la comunicación una serie de virtudes como la eficacia, adecuación, o congruencia, frente a sus contrapuestos vicios o defectos compuestos por comentarios desapropiados, impropios o improcedentes. Al mismo tiempo también tenemos en cuenta que la eficaz o la inapropiada emisión de un mensaje ha de ser observada en un determinado contexto, sin el que no podremos entender su validez o invalidez. El hecho de que Grice se encuentre en las palabras de Sperber y Wilson tampoco debería sorprendernos puesto que para elaborar un comentario relevante se necesita de la cooperación entre los hablantes, queremos decir que se necesita de un conocimiento previo ajustado a un determinado contexto social, lingüístico… compartido por los integrantes de un acto comunicativo. En una conversación como la siguiente:

- (A): ¿Te vienes al parque?

- (B):No puedo.

- (A): ¿Por qué no puedes?

- (B) !Porque no puedo!

                ¿Existe cooperación?. Atendiendo a las principios cooperativos de Grice, en esta ocasión nos encontramos ante un sujeto (B) que no es cooperativo, pero, ¿es relevante?. Es en este momento en el que queremos demostraros la importancia del contexto social, y lingüístico en esta teoría. Es claramente evidente que (B) incumple la máxima de cantidad, puesto que nos está omitiendo información y no responde a nuestros intereses. Sin embargo no podemos decir que sea irrelevante. Explicamos entonces que (B) está cuidando de su abuelo enfermo, y que por lo tanto no tiene tiempo para juegos, y entendemos al mismo tiempo que (B), no quiere aportarle dicha información a (A), ya sea por interiorizar sus sentimientos o por cualquier otro motivo. En ningún momento (B) a dicho algo que no viniese a cuento. Puede que con bastante seguridad (A) se sienta insatisfecho con la respuesta de (B), y que pueda pensar que (B) no ha sido relevante respecto a la respuesta que él esperaba, pero sin embargo (B) ha sido totalmente relevante desde su propia perspectiva, puesto que le ha ofrecido una contestación apropiada para la pregunta a la que había sido sometido, y además ha conseguido transmitir aquella información que él quería transmitir, es decir, la justa. La relevancia entonces puede complicarse si atendemos a lo que cada uno pretenda obtener. En muchas ocasiones existen problemas sociales relativos a la comunicación por dicha dualidad de relatividad.  Podemos aceros ver entonces que existe una relatividad no cooperativa, algo realmente chocante si como al principio hemos pretendido demostrar la teoría de Sperber y Wilson nace de los principios teóricos de Grice. Lo que nosotros intentamos explicar es la existencia de una relatividad “intrínseca” a través de la cual se pretende con el lenguaje ser relativo a uno mismo, y decir lo importante y significativo para nuestro mundo cognitivo; y una relevancia cooperativa, idéntica a la expuesta por Grice.  La importancia que obtuvieron Sperber y Wilson se debe a que, a diferencia de Grice, centraron todo el éxito comunicativo en la pertinencia de los mensajes. La teoría fue expuesta en 1986, y como ya hemos explicado, se ha afirmado en muchas ocasiones que nació de la reformulación de las conocidas ideas de Grice expuestas 11 años antes (1875). Sperber  y Wilson destacan la posibilidad humana de elaborar hipótesis interpretativas (inferenciales), y según ellos, aunque anteriormente lo hayamos puesto en duda, los interlocutores no necesitan conocer el principio de relevancia para utilizarlo, puesto que tampoco cuando el ser humano nace y crece conoce los principios genéticos que le llevan a reproducirse. Es de este modo una herramienta que utiliza sin ser consciente de ella. Ambos van más allá aun cuando confiesan que el ser humano tan siquiera podría incumplirlo aunque quisiera. De este modo para ellos el Principio de Relevancia se aplica sin distinciones, y cada acto de comunicación ostensiva comunica su presunción de  relevancia.

                Se induce a pensar que cuando interpretamos un enunciado, no todas las suposiciones que se desarrollan en nuestra mente poseen el mismo grado de pertinencia, sino que son organizadas de mayor a menor. De este modo existirían muchas informaciones que se procesarían desde un primer nivel, y otras que dada su relevancia serían tratadas en otro distinto. Hasta el momento no existe en dicha teoría ningún vestigio que identifique algún error o que descalifique nuestra interpretación inicial, puesto que según quien sea el hablante que analicemos encontraremos que clasifica las informaciones de una manera determinada, y que lo que para él es relevante para otro no puede serlo, sin contar además que la búsqueda de relevancia en una conversación será distinta en una misma contexto. Para demostrarlo con otro ejemplo queremos adjuntar la siguiente conversación:

-(A) :Lo siento, no podemos seguir así.

- (B): ¿Que quieres decir?

- (A): No sé, quizás, si nos diésemos un tiempo…

- (B): Pero… podemos arreglarlo… yo…  todavía…

-(A): Pero no ves que no vamos a ningún lado, esto es de hace tiempo.

- (B): !Por favor!

- (A): Lo siento.

                En esta ocasión ¿quién es relevante y quién no?. (A) Está siendo breve y concisa, no da lugar a contradicciones y en una conversación de este tipo es lo que se le pide, y (B) está pretendiendo luchar por algo con los elementos lingüísticos adecuados, por lo tanto es también relevante. Estamos de acuerdo que en muchas ocasiones la relevancia, como puede ocurrir en este ejemplo, es inherente a nuestro conocimiento, la utilizamos sin darnos cuenta. En esta misma situación en donde (B), no quiere perder a (A), nunca se le ocurriría decir que no le importa, o sí si lo emplea como una estrategia para que ella piense que no le importa. ¿Entonces dónde está la relevancia?. Un enunciado no relevante sería responder a la primera respuesta de (A) con un, me gustan las patatas, pero ¿quién responde de ese modo?.

                Desde nuestro punto de vista creemos que esta teoría planteada en niveles catalogadores de lo que es más o menos relevante solo puede ajustarse a términos muy concretos. Si en una misma conversación se nos habla de tres asuntos distintos, está claro que daremos una mayor importancia a aquel que más nos produzca una satisfacción mayor, pero ya no por relevancia conversacional, si no por interés personal.

                Continuando con la teoría expuesta por Sperber y Wilson podríamos decir que cuando las suposiciones que hagamos sobre los asuntos más o menos importantes sean certeras, podremos tener un índice mayor de éxito comunicativo. Hacemos por lo tanto hipótesis inferenciales de lo que puede tener o no éxito en una comunicación lingüística, de lo que va a tener relevancia en un acto comunicativo, y no en otro. Apoyamos dicho aporte teórico con un ejemplo sencillo, podemos decir que, si nos encontramos ante un niño que no nos está diciendo totalmente la verdad podremos “inferir” por lo tanto que algo esconde, y como estrategia discursiva utilizaremos unos argumentos y no otros para descubrir la verdad. En el caso de la ruptura sentimental, cuanto antes se dé cuenta (B) de que (A) le quiere dejar, y de que no hay resolución posible antes detendrá su agonía. Desde este punto de vista sí que importa ser relevante. Las estrategias comunicativas de relevancia suelen ser explotadas con el tiempo, de ahí que cuando adquieres una mayor concepción lingüística sepas utilizar unos recursos y no otros. Poniendo de nuevo otro ejemplo, en esta ocasión real, un día que estaba trabajando pude  experimentar, no con mucho agrado, como unos clientes se quejaban ante un producto que les había sido vendido. La actitud que ellos tomaron no fue muy cortés y yo estratégicamente sabia que para ser relevante, y para que no aumentase su descortesía debía de ser muy condescendiente con mis respuestas, y por lo tanto incorpore a todas ellas un, !lo siento mucho!, !no era nuestra intención!, !usted tiene que entender…!. Si yo por el contrario hubiese dictaminado responderle con enunciados como: !Esto es así y si lo quiere se lo queda y si no, no!; o con !A mí que me importa ya se lo he vendido, usted sabrá que hace con ello!, estaríamos todos de acuerdo en que no habría sido relevante, y la estrategia comunicativa habría fallado.

         Sperber y Wilson dan por hecho que hay una relación directa entre la fuerza de nuestras suposiciones y la probabilidad de que estas sean ciertas. Al mismo tiempo Sperber y Wilson también establecen una importante reflexión a la deducción, entendiendo a esta última como el resultado de unir una nueva información a la anteriormente poseída, considerando a este proceso cognitivo como contextualización, al cual tendríamos que sumar unos efectos contextuales.  Los efectos contextuales, de este modo, se efectuarían cuando un contexto es modificado de algún modo por una información nueva, y todo ello contribuye al fortalecimiento o abandono de las suposiciones previas del oyente. La teoría de la relevancia se sustentaría principalmente por cuatro pilares básicos:

                – Cada enunciado posee una variedad de posibles interpretaciones.

                – El oyente no recibe todas estas interpretaciones posibles de la misma forma.

               – Los oyentes están dotados de un único criterio general para evaluar las interpretaciones.

                – Este criterio es lo suficientemente poderoso para excluir todas las posibles interpretaciones excepto una, que es la que se acepta finalmente.

                Todas estas consideraciones se efectúan bajo un procedimiento efectivo que tiende a economizar los esfuerzos mentales. Todo ello conlleva a aumentar a un individuo el conocimiento previo del mundo que él poseía, gracias al combinación de la información ya poseída y de la que se incorpora. De nuevo, según Sperber y Wilson este proceso cognitivo será relevante, cuanto mayor sea el numero de efectos creados. Los efectos contextuales se relacionarían entonces con el contexto del siguiente modo.

                  – Reforzando una suposición previa.

                   – Contradiciendo y eliminando una suposición previa.

           – Combinándose con una suposición previa para generar ulteriores efectos contextuales.

                Y es en este momento en el que intentamos rememorar la ejemplificación inicial de la ruptura, afirmando que el procesamiento de una información contenida en un acto ostensivo está sujeta a riesgos y a esfuerzos. El riesgo reside en no saber cuál de las suposiciones es la que el emisor quiere que el destinatario procese. Al mismos tiempo también influye el esfuerzo de seleccionar una suposición y procesarla tras haberla comparado con la información ya almacenada en la memoria del individuo. Por este motivo todo acto ostensivo porta en sí mismo la presunción de relevancia, puesto que el emisor consciente del esfuerzo cognitivo que deberá realizar su interlocutor, presupondrá que su actividad ostensiva tendra éxito, y valdrá la pena.

                Analizando dicha teoría se puede establecer dos objetivos:

-          Una suposición es relevante en un contexto siempre que el número de efectos contextuales sea alto.

-          Una suposición es relevante en un contexto siempre que el esfuerzo necesario para procesarla en ese momento sea pequeño.

El emisor debe conseguir entonces que de entre todas las posibilidades posibles, el interlocutor elija entonces aquella que él desea comunicar. Según Sperber y Wilson dicha elección podría costar un esfuerzo demasiado elevado, si nuestro interlocutor se pusiese a probar cada una de las posibilidades. De este modo proponen como solución que la primera hipótesis elaborada, la cual ha de ajustarse al principio de relevancia, es la que ha de elegir. Una vez que dicha respuesta satisfaga al destinatario, esté detendrá su procesamiento mental en ese punto. Para ello Speber y Wilson establecen la siguiente ejemplificación.

Jones ha comprado The Times.

                Esta frase podría tener al menos dos significados posibles.

- Jones ha comprado un ejemplar de The Times.

- Jones ha comprado la compañía que publica The Times.

                Si un oyente asume que su interlocutor quiere ser relevante, probara la primera hipótesis interpretativa, y viendo que se adecua al principio de relevancia (máximo interés/mínimo esfuerzo) abandonara la actividad interpretativa en ese punto. En nuestro ejemplo encontrariamos el siguiente esquema:

- (A): Lo siento no podemos seguir así.

(B) Podría interpretar al menos los siguientes significados posibles.

- Mi novia tiene un mosqueo de la ostia.

- Mi novia se mosqueo porque la deje por irme a jugar con mis amigos

- Mi novia me quiere dejar y no hay resolución.

- Mi  novia se vovio a enfadar de nuevo, como siempre, y habrá que arreglarlo

- Mi novia esta de bromas y quiere que la de más importancia.

Mi novia no lo dice en serio.

             Cuando (B) pregunta que qué es lo que quiere decir, se ve que la relación máximo interés, mínimo esfuerzo, aun no ha dado resultado y que  al menos (B) necesita más información. Sin embargo dicha respuesta nos demuestra como (B) ya se barrunta lo peor, y que la primera interpretación que se le ha pasado por la cabeza como certera es que su novia lo quiere dejar.

-(A): No sé, quizás, si nos diésemos un tiempo…

Posibles interpretaciones de (B)

-          Estaba en lo cierto y (A) no aguanta más esta situación.

-          Estamos discutiendo de nuevo, como tantas otras veces.

En el momento que (A) le confiesa que todo esta acabado (B) se plantea las siguientes interpretaciones.

                      -          Definitivamente se ha acabado.

-          Arréglalo como sea.

-          No hay vuelta atrás.

             Desde un principio (A) ha sido relevante, pero a medida que ha avanzado la conversación su relevancia se ha determinado en gran medida. Podemos hablar por lo tanto de diferentes grados de relevancia.  Y al mismo tiempo (B) ha ido agudizando sus hipótesis, y se ha dado cuenta de que la primera hipotesis que eligió fue la que realmente era cierta. Casualmente la primera fue la que menos esfuerzo le costo de procesar, y la que más interés había despertado en él.

            Analizaremos por lo tanto este anuncio publicitario argentino. Desde que comienza se nos presenta un grupo de jóvenes descansando y conversando entre sí. Sin embargo no están en un lugar cualquiera, ni tampoco se refrescan con cualquier tipo de bebida, sino que se encuentran con un par de cervezas, las cuales se nos enseñan en varias ocasiones.

            Como sujetos receptores podemos interpretar los siguientes significados posibles.

-          Se trata de un anuncio y por lo tanto nos están intentando vender algo.

-          Se nos está contando alguna historia con un significado trascendental.

-          Se nos intenta entretener con una historia intrascendental.

-          Intentan deleitarnos con una serie de imágenes.

-          Se nos muestran cervezas por lo tanto sabemos que es lo que quieren anunciar.

          De modo gradual hemos intentado identificar la eliminación de posibles hipótesis que como receptores sufrimos. La primera interpretación que hacemos que seguramente al final comprobaremos que es la correcta es que se trata de un anuncio, y por lo tanto nos están intentando vender algo. Al mismo tiempo es el enunciado que menos esfuerzo nos ofrece y que más interés demuestra en nosotros, puesto que creemos que él es verdaderamente el certero. La certificación de que nuestras hipótesis son las correctas se ve confirmada cuando uno de los participantes del anuncio afirma “Osvaldo te traes otra”, puesto que se nos enseña evidentemente cual es el objeto fundamental a anunciar. Sin embargo aquí no termina nuestro análisis puesto que el anuncio continúa y nuestra pregunta es qué es lo que se pretende con él. Es entonces cuando se propone aumentar un día a la semana y llamarlo con el nombre de Osvaldo. La idea puede parecer desacertada e incluso infantil, pero tenemos que tener en cuenta donde se desarrolla:

-          Estamos ante un grupo de amigos relajados, momento en el que pueden salir ideas disparatadas.

-          Es imposible que se cree otro día.

-          Los anuncios no tiene por qué ser veraces.

            Si continuamos viendo el anuncio, se nos ofrece la posibilidad de ver cumplidos nuestros sueños, gracias al desarrollo de una idea en una tarde casual de cervezas con nuestros amigos, y para ver que se cumple definitivamente, se nos enseña la imagen de unos jóvenes en blanco y negro que hace años consiguieron su objetivo proponiendo un día llamado “domingo” con lo que podemos interpretar.

-          Algo similar se produjo con anterioridad.

-          Es una cerveza que tiene éxito desde hace bastante tiempo.

-          Es una cerveza que ha unido desde siempre a los amigos.

-          Es una cerveza que llega a todas partes.

              El anuncio finalmente termina afirmando “Osvaldo algún día podrá ser realidad”, lo que os hace al mismo pensar que con Quilmes podremos cumplir todos nuestros sueños y proyectos. Sin embargo, aun no se nos ha especificado explícitamente que es lo que se nos esta pretendiendo anunciar, puesto que la palabra Quilmes solo aparece anunciada visualmente y auditivamente dos veces, y a pesar de que ello suceda se nos presenta como un hecho intrascendente. Es justo al final cuando aparece la imagen del logotipo de Quilmes y se nos recita su común eslogan utilizado en sus anuncios “Quilmes el sabor del encuentro”, en este caso y para concertarlo con el anuncio se modifica por “Con Osvaldo o sin Osvaldo que bueno es encontrarse”. ¿Qué se nos ofrece entonces? Lo que pretende hacer este anuncio junto con otros de la misma marca es anunciar como Quilmes es una cerveza para disfrutarla en común y que une. La campaña publicitaria consigue ser relevante puesto que además de despertar nuestro interés, en este caso, por la cerveza, también nos indica su prestigio, así como su finalidad, unirnos. Ella quiere vendernos algo y lo consigue, podría habernos dicho “Compra Quilmes”, pero no lo hace presentándonos una serie de elementos que la engrandecen y por ello aumenta su relevancia, porque al mismo tiempo como emisor sabe llevarnos y nos sabe inducir para que elijamos la hipótesis correcta, que compremos una Quilmes, que una Quilmes supera todas las demás cervezas. Nuestra primera hipótesis, la cual había requerido menos esfuerzo, y la cual despertó en nosotros un mayor interés es la que realmente a tenido efecto, a pesar de ser reconstruida y reconfortada con el paso de los minutos. Otro ejemplo similar que intentaremos analizar ocurre con otro anuncio de la misma marca.

           A la hora de abordar este anuncio publicitario, entendemos que en él, la empresa lo que desea es vendernos algo, pero sin querer vendernoslo, es decir, vemos que el anuncio se inicia con una historia trascendente, (pues nada más en el primer plano encontramos a un hombre, vestido de forma actual, tocando un cuerno de batalla) en la que dos inmensos “ejercitos” sedientos de batalla, una de hombres y otra de mujeres, machistas y feministas respectivamente, se encuentran en una llanura inmensa. Dos de ellos, montan a caballo, al modo de películas como “Brave Heart”, e intentan arengar a sus compañeros. Este punto es muy llamativo, ya que desde la teoría de la relevancia entendemos que en esa llanura lo que va a producirse es una batalla y para ello, los “caudillos” de esta historia, arengan a los suyos hablando sobre las diferencias en relaciones de pareja, enfatizándolas, y sobre algunos de los valores de los hombres y las mujeres con frases que tienen mucha relevancia para los receptores del anuncio, pues  no creemos que exista una mujer que no se sienta identificada o tome por relevante frases como “Nos costó mucho llegar acá, ¿querén volver a donde vivimos, querén volver a no votar?” o “Miren esto- enseña el teléfono móvil-, “estoy con mis amigos, te amo” -alguien dice “caradura”-, ¿te amo o estoy con mis amigos?”; mientras que los hombres se sentirían identificados, pues muy típicas y estereotipadas, con frases como “el hombre llegó a la luna y ¿ahora no podemos llegar a las diez de la noche[...]?” o “Cuando estás con tus amigos te cambia la cara. Cuando estoy con vos me cambia la cara, con mis amigos tengo la original”. Gracias a estas sentencias, enfatizadas con la música “heroica” y con la actitud de los ejércitos de hombres(muestran rabia, se rasgan la camiseta…) y de mujeres (se cortan el pelo, se pintan marcas de guerra con pintalabios…), se capta la atención tanto del público femenino como la del masculino y causa cierta empatía, comicidad, acercamiento entre el anuncio y los receptores.

Siguiendo con el anuncio, tras las arengas, se nos muestra que la situación es insostenible y que los dos ejércitos empiezan a dirigirse con violencia y agresividad el uno contra el otro al modo de cualquier película de batallas, por lo que entendemos, desde la relevancia, que se va a producir una gran batalla entre ambos. Pero de pronto, cuanto se produce el choque, se produce un giro y cambio total en el anuncio. De pronto la música cambia, adquiriendo un tono sentimental y romántico y tanto hombres y mujeres, se abrazan, por parejas, y comienzan a sonreír y a hacer todo lo posible por ganarse al contrario, con algunos diálogos tan absurdos e imposibles como el siguiente:

Mujer: -Llevame a ver Huracán. (en este caso, nosotros mismos implicamos que la película a la que se refiere la mujer es “Huracan Carter”, una película que, según la trama y el argumento es de aquellas películas que gustan mucho más a los hombres y las mujeres, por lo que para nosotros, esta frase tendría relevancia, pues en general las mujeres son muy reacias a ver este tipo de películas) mientras que aquellos espectadores que no conozcan dicha película, no lo interpretarían como algo relevante).

Hombre: -Revisame todos los mensajes y pisoteame la intimidad-dándole el móvil a la joven (algo que es totalmente absurdo e imposible, ya que nadie desea someterse ni perder toda su intimidad).

Gracias al uso de diálogos tan irreales y absurdos, el espectador, desde la relevancia, entiende que a pesar de todas las diferencias que puedan existir entre hombres y mujeres, al final acaba importando más estar con la persona que se quiere, renunciando a ciertos derechos o valores por ello. Sin embargo, en una de las sentencias se produce un exceso y muchos de los espectadores podrían entenderla como sexista o implicar que lo es, desde la relevancia:

Mujer: “trae toda la ropa intima que tenés que te la lavo a mano”

El espectador entiende que la mujer quiere lavar toda la ropa interior del hombre porque le quiere y sabe que esto es absurdo e imposible, pero tiene interiorizada la idea de que antiguamente e incluso en la actualidad, la persona de la pareja que lava la ropa en la casa es la mujer, por lo que podría interpretar dicha sentencia como sexista, mientras que el resto de sentencias son más suaves y no tocan el tema ni el sentimiento a veces tan delicado y difícil de tratar.

En esta parte, por tanto, se nos muestra que las parejas están unidas e incluso los dos caudillos están abrazados, además de que el lugar ha cambiado, ya que en vez de encontrarse en un páramo, ahora las parejas retozan, beben cerveza (no se deja ver el nombre de la marca, algo que capta la atención del espectador,pues no sabe exactamente qué es lo que el anuncio quiere venderle).

Finalmente, el anuncio acaba con una sentencia, “Cuando el machismo y el feminismo se encuentran, nace el igualismo. Quilmes, el sabor del encuentro”, en la que ya entendemos desde la relevancia que lo que se nos intenta vender es una marca de cerveza

-          Se nos intenta contar una historia trascendente.

-          Se nos presenta una historia intrascendente que pretende deleitarnos.

-          Entre hombres y mujeres existen diferencias que los separan.

-          Diferencias que los llevan a combatir en una batalla y a luchar con sus vidas.

-          Diferencias que en el momento decisivo se solucionan con una Quilmes.

-          Se solucionan porque es el “sabor del encuentro”

-          Quilmes une a todos.

-          Se nos pretende vender una Quilmes, bajo el presupuesto de que une a todos.

Conclusiones:

Gracias a este trabajo, hemos podido observar la gran cantidad de mecanismos, recursos y estrategias que se usan en los anuncios publicitarios desde la teoría de la relevancia, algo que, aunque no nos demos cuenta, es importante a la hora de estudiar la pragmática e incluso, a la hora de conocer el funcionamiento del pensamiento y el carácter de las personas, pues como hemos visto, lo que es relevante para una persona puede no serlo para otra, dependiendo mucho de lo personal e individual, o, por otro lado y como hemos podido ejemplificar, de la sociedad, puesto que el individuo, aunque no lo sepa o no quiera, está siendo mediatizado continuamente por su entorno, como vemos en el anuncio de Quilmes “Igualismo”. Por tanto, creemos que es muy interesante el estudio y la ejemplificación de la relevancia, puesto que nos da mucha información sobre la pragmática, pero sin olvidar que detrás de las teorías escritas en papel, siempre hay un individuo, una sociedad u otros rasgos pragmáticos que afectan a la relevancia.

Bibliografía:

http://rodin.uca.es:8081/xmlui/bitstream/handle/10498/8755/17218469.pdf?sequence=1

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s